Todo estudiante sabe que el obtener buenas calificaciones es una responsabilidad propia y que, mediante la entrega a tiempo de trabajos escolares, asistencias y exámenes finales, se lograrán los resultados esperados, siempre y cuando le dediquemos el tiempo que es debido.

Las buenas calificaciones son resultado del esfuerzo y de la voluntad, aunque en Nerdito Tareas sabemos que hay materias que te inspiran a esforzarte y otras que… No tanto. A pesar de lo anterior, hay técnicas que, si las sigues con disciplina, provocarán que obtengas mejores resultados.

ASISTE A TODAS TUS CLASES.

Ya sea de forma presencial o virtual, no dejes que te gane la flojera y faltes a clases. Puede que no sea tan perceptible al principio, pero como toda buena serie de Netflix, si te pierdes un capítulo, no entenderás el contexto; justo así funcionan las clases, si faltas a una, puede que el hilo que lleve el maestro no te sea tan fácil de captar en clases posteriores, por lo que te recomendamos no faltar.

TOMA APUNTES DE FORMA ORGANIZADA.

Si tomas nota de lo enseñado por el profesor, te será de utilidad cuando se vengan los exámenes finales, ya que la mayoría de lo que viene en los exámenes es lo que se enseñó en clase. De igual forma no olvides tener bien organizados tus apuntes, ya sea a mano o en computadora, utiliza distintos colores, resalta lo más importante o crea mapas mentales que te ayuden a recordar datos precisos de forma sencilla.

ORGANIZA TUS TIEMPOS. EQUILIBRA VIDA SOCIAL Y ESCOLAR.

Contrario a lo que todos piensan, la vida escolar no está peleada con la vida social. Organiza tus tiempos. Dedícale horas en específico a la semana al estudio para que tengas un par libres y las aproveches en tus pasatiempos o en salir con amigos. Te recomendamos que revises nuestra entrada referente a crear tu propia agenda, para que así puedas tener tus tiempos bien distribuidos.

DORMIR BIEN.

Como mínimo, debes de dormir al día de 6-8 horas, esto ayudará a que tu rendimiento sea mejor. Ten horarios fijos tanto para despertarte como para ir a dormir. Y si, lo sabemos, es bien complicado dejar el celular (en cualquier momento del día) pero puedes intentar ya no tocar tu celular al menos 30 minutos antes de ir a dormir para que nada robe tu atención y pierdas tiempo que podría ser dedicado a tu descanso.